fbpx

Conociendo los objetivos SMART

Definir objetivos y establecer metas es una parte fundamental de cualquier negocio o emprendimiento. Hacerlo de manera adecuada no solo te permitirá ser productivo, sino que también lograrás aumentar tu rendimiento y el de tu equipo.

Para tener buenos resultados, es necesario plantearse objetivos de la manera correcta. No es lo mismo tener como meta “aumentar las ventas” que “aumentar las ventas en un 10% para finales del año mediante la implementación de campañas de marketing digital”.

Es aquí donde entran en juego los objetivos SMART, y en este artículo te hablaremos sobre ellos.

¿Qué son los objetivos SMART?

Los objetivos SMART (u objetivos inteligentes) son metas que se establecen de manera específica y concreta, por lo que permiten medir el avance y el desempeño que se lleva a cabo para cumplir los objetivos propuestos.

La palabra “SMART” es un acrónimo en inglés que significa “Specific”, “Mesurable”, “Achievable”, “Relevant” y “Timely”. En español, estas palabras significan: “específico”, “medible”, alcanzable”, “relevante” y “temporal”. Para tener buenos resultados en el cumplimiento de las metas, todas estas son características que deben estar en los objetivos planteados. A continuación, explicaremos cada una:

  1. Specific (específico)

Todo objetivo debe ser específico. Es decir, debe estar orientado a una tarea, aspecto o acción en particular. Para asegurarte que tus objetivos cumplan con este punto, puedes responder la siguiente pregunta: ¿qué quieres alcanzar?

  • Mesurable (medible)

Los objetivos tienen que ser medibles con el fin de determinar el avance obtenido y los resultados. Si quieres que se cumpla con este punto, debes responder a la siguiente pregunta: ¿qué herramientas e indicadores puedo usar para medir su eficiencia?

  • Achievable (alcanzable)

No se pueden alcanzar los objetivos si no se cuentan con las condiciones y herramientas necesarias para lograrlo. Un objetivo alcanzable es aquel que se puede lograr con los medios que se tienen a disposición. Así, al plantearte un objetivo asegúrate de responder: ¿es lograble teniendo en cuenta la condición actual del negocio?

  • Relevant (relevante)

Un objetivo relevante es aquel que se alinea perfectamente con los ideales y objetivos generales de tu negocio. No tiene sentido plantearse una meta que no esté cónsona con la identidad y metas de la empresa, así que asegúrate de responder la pregunta: ¿cómo afecta este objetivo a la empresa en general?

  • Timely (temporal)

Un refrán muy famoso dice “aquello que no tiene fecha, nunca se cumple”. Por eso, poder establecer plazos para el cumplimiento de tus objetivos es fundamental para garantizar el éxito en el trabajo y la obtención de buenos resultados. Por supuesto, el plazo establecido debe ser alcanzable, así que te recomendamos responder la pregunta: ¿cuándo se debe cumplir el objetivo?

¿Cómo utilizar los objetivos SMART en mi negocio o trabajo?

La organización es la clave del éxito empresarial, y ésta también se aplica en el establecimiento y cumplimiento de objetivos. Cuando tu negocio tiene objetivos SMART, el trabajo se organiza y se obtiene un mejor rendimiento.

Aunque sabemos la utilidad de estos objetivos, muchas empresas desconocen cómo aplicarlos en el negocio o trabajo. A continuación te daremos algunos consejos:

  • Para que tu objetivo sea específico, identifica adecuadamente qué es lo quieres alcanzar, qué pasos llevarás a cabo para lograrlo y quiénes participarán activamente en el proceso.
  • Asegúrate de contar con los medios necesarios para medir el avance. También puedes establecer puntos intermedios y porcentajes de avance.
  • Analiza regularmente los resultados obtenidos. Para eso es necesario que lleves un control y documentación adecuada.
  • Al momento de establecer los pasos que serán ejecutados para cumplir el objetivo, ten en cuenta los recursos con los que dispones (número de empleados, equipos disponibles, etc.).
  • Estudia el comportamiento del mercado y de tu público objetivo. Esto te ayudará a establecer objetivos alcanzables.
  • Establece metas generales, mensuales, semanales y diarias, siempre teniendo en claro la fecha estimada para cumplir el objetivo general.

Ejemplo

A continuación te daremos algunos ejemplos de aplicación de objetivos SMART en tu negocio.

  1. Incrementar el tráfico de la web en un 50% (pasar de tener 100 visitas a 150 visitas mensuales) en 80 días. Para ello, se publicará el doble de contenido para conseguir un mayor número de suscriptores.
  • Incrementar las ventas en un 10% (pasar de vender 1000 dólares a 1100 dólares mensuales) en 2 meses. Para eso, se utilizarán campañas de marketing en las redes sociales para disminuir los gastos en campañas convencionales (como las hechas en radio y televisión).

Conclusión

Los objetivos SMART son indispensables para garantizar el éxito de cualquier negocio o empresa. Ellos no solo te permitirán enfocar tus esfuerzos, sino que te ayudarán a posicionarte en el mercado. Comienza a aplicarlos hoy mismo en tu negocio o trabajo.

LinkedIn
Twitter
Facebook
Telegram
WhatsApp
Email
Print
Pocket
¿Decae una vez más las criptomonedas?
A inicios de junio decayó de gran manera las criptomonedas,...
¿Existen retos para un trabajo de manera remota?
El poder trabajar de manera remota es algo bastante interesante,...
¿Qué son las metodologías ágiles?
Alguna vez te has preguntado ¿qué son las metodologías ágiles?,...
Adiós a las inversiones de criptomonedas
El precio del bitcoin decae por más de la mitad,...
3 ideas para tener un presupuesto inquebrantable
Alguna vez te preguntaste ¿por qué no me rinde el...